Parroquia Ortodoxa Barcelona
Si en un momento determinado de los cuarenta años largos de la existencia de la Comunidad Ortodoxa nacida en Barcelona, nos parásemos a pensar las razones de nuestra existencia, permitida por la Providencia, por el hecho en sí, más allá de las inquietudes y desasosiegos espirituales de sus miembros fundadores, puede que ahora fuera el momento de entrever una respuesta clara, al contemplar por dónde han ido los caminos y los designios del Señor y cómo Él ha proveído en su Silencio, la necesidades futuras de los fieles cristianos ortodoxos que han llegado a estas regiones del occidente europeo, sobre todo en los últimos tiempos.

El cobijo espiritual y no tan solo de este tipo, que se ha podido ofrecer a los recién llegados ha sido determinante para muchos de ellos, sin olvidar el enriquecimiento que al mismo tiempo nos han aportado en nuestra vida eclesial.

Las costumbres, los idiomas, su piedad, la cultura, entre otras muchas cosas, convergentes en la misma Fe y Praxis, la han re-encontrado, compartiéndola con los de casa, han delimitado una única lámpara que camina hacia la Parusía como un verdadero Pentecostés renovado y actualizado día a día: la Iglesia.

La composición de nuestras parroquias es multiétnica, multilingüe y multicultural: serbios, rusos, ucranianos, rumanos, griegos, georgianos, etíopes, franceses, ingleses y originarios del país, todos ellos ortodoxos ante todo, pues como dice San Pablo: “en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3, 27-28)

Archipestre M.R.P. Joan García, Vicario General de la Iglesia Ortodoxa Española